Alexander Parkes y su aportación al mundo del plástico

Ahora que veo mi nuevo cancel de baño hecho con láminas de acrílico me da una cierta satisfacción después de todo el tiempo invertido en buscar diseños, proveedores, materiales y hasta la mano de obra.

Si bien fue una larga tarea, es muy satisfactorio ver los resultados.

Junto con nuestro nuevo cancel, vinieron varios accesorios más para terminar de darle ese nuevo toque y look al baño.

Cayendo en cuenta, varios de los nuevos artículos están hechos de plástico, así como varios de los objetos que nos rodean cotidianamente, supongo que tú también te habrás percatado de ello ¿cierto?

Actualmente es difícil imaginar un mundo sin plástico, pero estos polímeros, actualmente omnipresentes, son de hecho una invención bastante reciente.

De hecho apenas comienza la historia del plástico con un incipiente inicio en 1885 con Alexander Parkes.

Alexander Parkes nació en Birmingham, Inglaterra, el 29 de diciembre de 1813. Su padre hizo cerraduras de bronce y en una edad joven, Parkes se convirtió en su aprendiz.

Luego pasó a trabajar en fundiciones de metal, convirtiéndose en un metalúrgico.

Su trabajo allí le permitió comprender y emplear el arte de la galvanoplastia, aplicando capas finas de metal a diferentes elementos para la decoración. Su habilidad fue insuperable y desarrolló nuevas técnicas que le permitieron revestir prendas tan delicadas como una tela de araña.

El interés de Parkes se centró en las propiedades del caucho.

Quería crear un material sintético que pudiera moldearse mientras está caliente. Su primera patente fue emitida en 1841 por su método de crear tela impermeable con delgadas capas de goma.

Continuó trabajando con caucho y se le otorgaron muchas más patentes para los procesos que utilizaron el material para técnicas que combinan galvanoplastia y cauchutado, así como para reciclar caucho.

Parkes creó el primer plástico totalmente sintetizado en 1885.

Disolvió nitrato de celulosa en alcohol y alcanfor que contenía éter.

El resultado fue un producto que podía moldearse fácilmente cuando se calentaba, pero conservaba su forma y firmeza cuando estaba frío.

Llamó a su invento Parkesine y fundó la compañía Parkesine en 1866. Desafortunadamente, no duró.

No pudo producir el material a bajo costo y en gran escala.

Además de eso, el material era inflamable y propenso a romperse. Vendió la compañía a su compañero, quien creó algunos plásticos diferentes después de eso, pero ninguno tenía poder de permanencia.

Si bien este incipiente comienzo no tuvo el éxito esperado por parte de Parkes ni de su compañero, sí sentó las bases y un precedente importante en este mundo del plástico.

Hoy por hoy, podemos toparnos con diversos tipos de plástico en formas, tamaños y funciones específicas que, si bien han conseguido aportar grandes servicios y adelantos en otras industrias, también se convirtió en su corta vida en un problema serio para el ambiente.

Esto ha originado nuevas formas de ver y crear un tipo de plástico alternativo como lo es el plástico biodegradable y amigable con el medio ambiente en donde se están consiguiendo diversos adelantos utilizando recursos naturales como el hueso del aguacate, entre otros más.

Si quieres saber más entra a Plastitec 

Fuentes: YouTube, Plastitec, Coca Cola 

Sharing is caring!