El agua mineralizada te proporciona un impulso de energía

Ha comenzado el verano y una de las primeras cosas que sentimos además del calor es una necesidad de tomar más agua.

Esto por supuesto es natural debido a que nuestro cuerpo pierde líquidos a través del sudor.

Por ello es de suma importancia tomar agua para evitar una deshidratación. Es importante tomar principalmente agua simple en lugar de utilizar líquidos azucarados.

Algo que procuramos hacer en casa es mantener el servicio de agua purificada a domicilio para que no  falte este vital líquido y así mantener las reservas en casa para el consumo familiar.

Además de esto, también pongo atención a varios aspectos como por ejemplo el consumir menos café.

El café y otros estimulantes naturales como el té verde pueden proporcionar muchos beneficios para la salud. Sin embargo, limito su consumo y los equilibro con una gran cantidad de líquidos hidratantes.

Demasiada cafeína puede tener un efecto diurético en el cuerpo, lo que lleva a la deshidratación.

Y para obtener ese impulso de energía, lo sustituyo con agua mineralizada. He comprobado que me brinda más energía porque me hidrato mejor.

Esto resulta porque al agregar sal marina bruta sin refinar al agua para beber aumenta su absorción a lo grande, porque necesitamos un equilibrio mineral adecuado para mantenerse hidratado.

Puedes buscar sales especiales como Sal Real, sal de Mar Céltico de Redmond, sal del Tíbet o sal del Mar Negro.

Este tipo de sales contienen ciertos minerales adicionales que la sal de mar no posee en sí y ayuda que  a toda el agua que bebes se mineralice y vas a notar una diferencia en tu nivel de energía.

Obviamente estamos hablando de una pizca de sal y complementar con vasos adicionales de agua pura.

También puedes pensar en tomar un vaso de agua pura con una pizca de sal de cualquiera de las anteriores y unas gotas de limón y tomarlo en ayunas.

Además de tener un sabor diferente ayuda a que las sales mineralice el agua y con el jugo de limón ayudamos a que las células de agua sean más biodisponibles.

Si tu bolsillo te lo permite y en tu zona llega la marca San Pellegrino considera beberla de vez en cuando.

En general se ha demostrado que el agua naturalmente carbonatada y mineralizada hidrata mejor, y realmente se nota la diferencia.

También puedes pensar en agregar minerales líquidos como ConcenTrace o una mezcla de minerales húmicos y fúlvicos a tu agua para un impulso adicional.

Además de hidratarte, los minerales añadidos en el agua ayudan a aumentar la función adrenal y tiroidea, dándote más energía natural.

Después de esto, lo mejor es continuar hidratándose durante el día y mucho más si has estado sudando y no consigues orinar.

Y si además estás haciendo alguna actividad física o una actividad que te haga sudar… incrementa tu consumo de agua.

La recomendación sugerida es tomar 8 vasos al día en condiciones normales, así que apóyate en esta escala para incrementar tu consumo para evitar una deshidratación.

También te puedes apoyar tomando otros líquidos como jugos naturales procurando evitar el incluir azúcar refinada.

El consumo de verduras crudas y frutas sin procesar, son otras fuentes ricas de agua, minerales y vitaminas.

Entre más natural, cruda y fresca consumas las verduras y frutas será mucho mejor para tu hidratación.

Si quieres saber más entra a Bonafont 

FUENTES: YouTube, Bonafont, Cofepris 

Sharing is caring!