Mobiliario de aula inteligente para estudiantes del siglo XXI

Tenemos 18 años en el nuevo milenio y sin embargo, el aula estándar parece estar atrapada aún en el pasado.

Las instituciones educativas todavía tienen que lidiar con mucha burocracia.

Aunque la mayoría de los docentes hacen todo lo posible para impartir enseñanza en el siglo XXI, el entorno de aprendizaje tradicional, el aula tal como la conocemos, no parece ser un aliado.

Por el contrario, los muebles escolares dispuestos en hileras de escritorios rígidos y el área de profesores contra estudiantes obstaculizan el proceso de aprendizaje en lugar de apoyarlo.

La buena noticia es que las cosas comienzan a moverse en la dirección correcta.

Lenta pero constantemente, más y más profesores y colegios se atreven a arrojar los escritorios obsoletos y atornillados al piso y reemplazarlos con muebles escolares modernos, modulares y móviles.

Los entornos de aprendizaje flexibles son más adecuados para la instrucción centrada en el alumno.

Los estudiantes tienen más control sobre su aprendizaje, pueden moverse naturalmente por el aula y tomar descansos cuando sienten que lo necesitan.

Los docentes ya no son la única fuente de conocimiento, sino más bien un facilitador. Aún son una parte muy importante de todo el proceso de aprendizaje, pero no el único.

En lugar de convertirse en un caos completo, este tipo de clases sorprenden a todos con mejores resultados académicos.

Transformar un aula tradicional no tiene que ser extraordinariamente costoso.

De hecho, si se es creativo, algunos muebles se pueden convertir en muebles flexibles como un sillón adaptado para un rincón de lectura, un estante puede convertirse en un estante giratorio colorido para el mismo rincón del salón de clases.

Un aula vibrante con muebles flexibles no tendrá niños aburridos.

Cuando los estudiantes ya no están atrapados en un solo lugar en sus escritorios individuales, interactúan más con sus colegas y sus profesores y prestan más atención a lo que necesitan aprender.

En su lugar, serán más felices, perderán menos clases y obtendrán mejores calificaciones.

Con un cambio así, solo dale oportunidad y deja que los resultados académicos hablen por sí mismos,

La flexibilidad es el aspecto más importante en los muebles escolares del aula inteligente. Cada pieza individual debe tener más de un uso:

  • Un escritorio puede usarse para trabajos solitarios
  • Dos o cuatro escritorios pueden convertirse en una mesa para actividades de grupos pequeños
  • Ocho o más escritorios pueden convertirse en una mesa redonda para debates y otras actividades de grupos grandes
  • La superficie de cada escritorio puede duplicarse como una pizarra móvil cuando sea necesario
  • El espacio debajo de cada silla también puede almacenar las mochilas de los estudiantes
  • Una estantería enrollable puede convertirse en una ¨pared¨ que delimita un rincón de lectura silencioso del resto del aula ¨más ruidosa¨
  • Los brazos de un sofá pueden duplicar el espacio de almacenamiento

Simplemente pregúntales a tus alumnos cómo reorganizarían su clase con muebles flexibles y prepárate para sorprenderte con sus ideas.

Toda esta movilidad y el doble uso de cada mueble contribuyen a un entorno de trabajo flexible que fomenta el movimiento.

Los estudiantes pueden elegir qué funciona mejor para ellos en un momento determinado, y luego cambiar la configuración para satisfacer otras necesidades nuevas.

Cuando se sienten cómodos y cuando los maestros confían en sus elecciones, los alumnos aprenden porque lo desean, no porque lo necesiten.

Para saber más entra a Mobiliario

FUENTE: YouTube, Mobiliario , Reporte Indigo

Sharing is caring!